Apóyanos

Conviértase en nuestro suscriptor y lea los artículos que desee

Apóyanos
Apoyar

Francisco Floro: “En el fondo, está invasión se trata de la reconstrucción del antiguo espacio soviético”

2023-05-07
Tiempo de lectura: 7 min
Entrevista a Francisco Floro, voluntario español en Ucrania.

 

Álvaro Peñas: ¿Por qué razón fue a combatir a Ucrania?

Francisco Floro: He ido dos veces como voluntario militar. La primera vez lo que me impulsó fue el deseo de aventura y el convencimiento de que la ucraniana era una causa justa. Sin embargo, la segunda vez fue porque no podía quítame Ucrania de la cabeza. Esto lo hablé con un periodista, Fermín Torrano, al que le pasaba lo mismo. Uno puede abandonar Ucrania, pero Ucrania no te abandona. Aquí te sientes impotente ante lo que está pasando, y allí también, porque sientes que tienes que hacer más por ese pueblo que te está acogiendo y está sufriendo, pero sólo eres un soldado en una guerra.

¿Tenía experiencia militar antes de llegar a Ucrania?

Sí, porque estuve un año con los kurdos en Irak para combatir a los islamistas. Fue en 2021, cuando la situación ya estaba relativamente tranquila.

¿En donde estuvo destinado?

En mi primer servicio estuve con una milicia durante el cerco de Kyiv, y luego con los internacionales en Kharkiv. Y en el segundo estuve en el batallón Karpatska Sich entre Limán y Kreminna, aquí fue donde experimenté las situaciones de combate más difíciles porque a la unidad siempre le tocaba bailar con la más fea.

En ambos casos combatió con voluntarios de otros países. ¿Qué ha llevado a tantos extranjeros a pelear por Ucrania?

Hay de todo, desde la aventura, al patriotismo o los motivos económicos. Por ejemplo, mi compañero Peng de la Legión Internacional, que ahora está combatiendo en Bajmut, es taiwanes. Tenía futuro en el sector financiero, pero después de hacer el servicio militar se dio cuenta de que Taiwán no estaba preparado para hacer frente a China. Se enroló en la Legión Extranjera francesa y después vino a Ucrania porque quiere estar preparado para defender a su país. Otro caso es el de Camacho, un paramédico colombiano, que no se alistó por motivos económicos o el deseo de aventura como algunos de sus compañeros, sino por puro idealismo para ayudar a los ucranianos.

También me llamó la atención la cantidad de bielorrusos que combaten por Ucrania. Después de los georgianos son los que más bajas han sufrido entre los soldados internacionales. Luego hay que mencionar a los rusos, pero para proteger a sus familias y por cuestiones de propaganda hay poca información sobre sus bajas. Además de la conocida Legión de la Libertad, hay otra unidad formada por desertores rusos y también hay que mencionar a los partisanos que operan en Rusia saboteando redes ferroviarias, depósitos de combustible, etc.

Según los documentos filtrados del Pentágono habría unidades regulares, sobre todo británicas, qué no están instruyendo a los ucranianos, sino que participan en los combates. ¿Escuchó rumores de algo así mientras estuvo en el frente? ¿Qué opina de este asunto?

No. Creo que en todos estos documentos hay mucha desinformación deliberada. Sinceramente sería algo muy arriesgado e innecesario porque supondría una escalada a nivel diplomático e incluso militar, así que hasta que no se publiquen pruebas contundentes al respecto no le doy ninguna veracidad. Al inicio de la guerra, y es público, varios países enviaron militares para la evacuación de las embajadas, pero eso es algo lógico.

¿Cómo ve el desarrollo de la guerra? ¿Cree que la anunciada contraofensiva tendrá éxito?

Soy muy optimista con respecto a la contraofensiva. No sé si los ucranianos lograrán llegar a Melitopol, lo que pondría las cosas muy difíciles para los rusos, pero, aunque no fuera así, es probable que se repita lo ocurrido en Kherson. Parece que Ucrania ha estado reservando fuerzas y contaría con numerosos medios materiales y humanos, mientras que Rusia muestra signos de agotamiento. Incluso Prigozhin, el líder de Wagner, advierte que el número de tropas frescas preparada es enorme.

Además, si hay algo que define mucho a los ucranianos es su valentía, su constancia y su hambre de libertad. Hay otros valores, que son poco comunes en Occidente, como la generosidad y la hospitalidad.

Desde luego también han mostrado una gran motivación y patriotismo.

Si Ucrania no hubiera tenido esa fuerte motivación habría caído en las primeras semanas. Una motivación que no está sólo en el ejército, sino también en una población que es muy combativa. Se le ha hecho la guerra a todo el pueblo ucraniano, se le ha sumido en la oscuridad y el frío en invierno, y se le ha atacado con una crueldad extrema. Probablemente las bajas civiles sean mayores que las militares, y sin embargo, el pueblo ucraniano resiste tanto como sus soldados.

¿Es una lucha por la supervivencia?

Sí, porque cuando se examina la historia ucraniana y ves que su identidad siempre ha sido censurada y amenazada, entiendes que efectivamente se trata de una lucha por la supervivencia. Los rusos afirman que no se reconocen las diferencias culturales de la población rusofona del Donbás o de otras zonas, yo lo que he visto es que es la cultura ucraniana la que se trata de anular y negar por ese imperialismo ruso que lo quiere abarcar todo. No sólo se amenaza la soberanía e independencia política, se amenaza su propia identidad, por eso es una lucha por la supervivencia de la nación, cultura y lengua ucraniana.

Si Ucrania no consigue una victoria, creo sinceramente que Putin y sus sucesores no se conformarían con los territorios que han arrebatado a Ucrania y en el futuro volverían a intentar dominarla mediante un gobierno títere o iniciar otra guerra expansiva, por ejemplo, para conseguir un corredor a Transnistria, un objetivo que ya han declarado. En el fondo, está invasión se trata de la reconstrucción del antiguo espacio soviético.

¿Va a volver a Ucrania?

Sí, tengo la perspectiva de incorporarme a una nueva unidad y quiero volver lo antes posible. De momento, mientras sigo aquí, estoy realizando tareas de recaudación de fondos para organizaciones como United24 (una organización gubernamental que cosecha ayuda en tres ámbitos distintos: sanitario, de infraestructura y militar), o con personas de confianza, como Alexis De Stalle, un compañero francés que fue a Ucrania como voluntario, pero no fue aceptado porque no tenía ninguna experiencia militar. Sin embargo, Alexis se quedó para ayudar y dedica su tiempo a conseguir material para las unidades internacionales. Un material que salva muchas vidas.

Cuando volvió a España, ¿le sorprendió ver la cantidad de gente, de izquierda a derecha, que se cree todo lo que dice la propaganda rusa?

La verdad es que no porque tengo muy poca confianza en el criterio de nuestra sociedad. Por regla general no se quieren conocer otros puntos de vista, sino seleccionar aquella información que confirme nuestros prejuicios sin importar el medio ni su escasa credibilidad. De todos modos, en el caso de Rusia es una postura autodestructiva porque Rusia busca nuestra desestabilización, cómo han dicho muchas veces: Occidente es el enemigo.

Comentarios (0)

Lee también

España gira a la derecha y Sánchez convoca elecciones

Las elecciones locales y autonómicas celebradas el 28 de mayo marcan un antes y un después en la política española. El resumen más evidente es una clara victoria de la derecha y una debacle para la izquierda, cuya versión más radical prácticamente desaparece de las instituciones.

Álvaro Peñas

6 min

Él ejercito penal del Zar

“Llevaba cuatro años y medio en la colonia (prisión) cuando Wagner vino a reclutarnos.

Álvaro Peñas

6 min

La corrupción hunde al socialismo portugués

El socialismo tiene la peculiaridad de que empobrece los países en los que gobierna, pero hace ricos a los que gobiernan.

Álvaro Peñas

5 min